Oct 20
Ventanas de PVC o aluminio

¿Ventanas de PVC o aluminio para el hogar? ¿Qué es mejor?

Estás realizando reformas en tu hogar y quieres cambiar los cerramientos, pero no sabes si elegir ventanas de PVC o aluminio. ¿Cuál es la mejor decisión? Si tienes dudas, te invitamos a leer este post en el que trataremos de darte las principales claves. ¿Preparados? ¡Pues comenzamos!

Actualmente, el PVC y el aluminio son las dos mejores alternativas para las ventanas de nuestra casa. Estamos ante dos materiales muy superiores a, por ejemplo, la madera. Cada uno de ellos cuenta con unas características y propiedades propias que lo hacen más conveniente para según qué caso. Tendremos que valorarlo todo un poco para poder decidir qué es lo que mejor se ajusta a nuestras necesidades.

Son varios los puntos que hay que vigilar. Entre las principales prestaciones que hay que pedirle a una ventana se encuentra que permita una correcta iluminación natural de la vivienda, que permita la visión exterior, que proteja de los ruidos, que sea impermeable, firme, que tenga una alta durabilidad, que proteja del calor, que nos ayuda a ahorrar energía y que tenga un mantenimiento sencillo.

Las principales ventajas de las ventanas de aluminio es que estamos ante un material extremadamente ligero y resistente. Esto permite que su durabilidad sea muy grande sin que apenas se deforme ni se estropeen. En el lado contrario, nos encontramos con que es un material que no ofrece grandes dosis de aislamiento térmico, por lo que son muy recomendables en climas en cálidos y donde apenas se necesite calefacción.

Además, si estás dudando entre ventanas de PVC o aluminio, tienes que saber que estas últimas permiten una fabricación casi en cualquier color, por lo que podremos combinarla a la perfección con casi cualquier decoración de la que tengamos en nuestra casa.

Pero, ¿qué hay de los cerramientos de PVC? En este caso, estamos ante ventanas que han disfrutado de un crecimiento espectacular en los últimos años. Ofrecen mayores niveles de aislamiento y ahorro energético. Por eso, son las más utilizadas en los inmuebles de nueva edificación.

Además de sus grandes propiedades aislantes, estamos ante ventanas duraderas, que no sufren ante los cambios climáticos y que apenas necesitan aislamiento. Del mismo modo, también nos protegerán del frío y son respetuosas con el medioambiente. ¿Tienes claro ya las diferencias entre las ventanas de PVC o las de aluminio?

About The Author